Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Consejos de Superanfitriones para administrar y dar un empujón a tu negocio

    Estos anfitriones compartieron las claves de su éxito en el marco del Mes de la Historia Negra.
    Por Airbnb el 27 de jun. de 2022
    Lectura de 4 min
    Última actualización 27 de jun. de 2022

    Lo más destacado

    • Tener una estrategia es clave, como decidir cuál va a ser tu precio por noche o cuánto vas a invertir en tu espacio.

    • Lleva un registro de la contabilidad desde el principio.

    • Impulsa tu actividad como anfitrión con una hospitalidad inmejorable y buenas evaluaciones.

    Como parte de la celebración del Mes de la Historia Negra, hablamos con dos Superanfitriones para preguntarles cómo se lanzaron a emprender y qué han aprendido en el proceso.

    Entre todos los consejos prácticos que nos han dado, estos anfitriones han destacado que establecer un precio estratégicamente, llevar la contabilidad de forma ordenada e invertir en sus alojamientos desde el principio les ha dado sus frutos. Nos dieron tantas ideas interesantes que queremos compartirlas todas, así que decidimos crear una serie de artículos sobre cómo emprender y los aspectos más técnicos de ser anfitrión.

    Comenzamos nuestra serie con los consejos de Pamellah, de Malindi, Kenia, que forma parte del Consejo asesor de anfitriones. Ella es emprendedora y la fundadora de una empresa de organización de bodas. También participa el antiguo asesor del Consejo de anfitriones, Reed, de Filadelfia, Estados Unidos. Es profesor y emprendedor, o “profemprendedor” como él dice.

    Analiza tu precio por noche

    Ambos anfitriones calcularon sus precios por noche tomando en cuenta su hipoteca o la renta, así como los recibos de luz, agua y otros gastos habituales. Y, a partir de estos, establecieron su precio base.

    “Mientras que los gastos estén cubiertos al principio, estoy tranquilo”, dice Reed. “Uno no se hace rico de la noche a la mañana. Es un proceso que va poco a poco”.

    Pamellah hizo un pequeño ajuste en su precio por noche y obtuvo grandes resultados. Al principio, era “muy alto, porque me basé en lo que había invertido”, comenta. Nadie lo reservaba.

    “Decidí bajarlo y, dos horas después, empecé a recibir reservaciones. No han parado desde entonces”, cuenta Pamellah. “Acababa una y empezaba la siguiente”. Y en ese momento pudo subir de nuevo el precio. Tres meses después, se convirtió en Superanfitriona.

    Deja que tu precio refleje tus evaluaciones

    Reed comparó su alojamiento con otros similares de su zona y, poco a poco, fue aumentando su precio por noche. “Una vez que te consolidas, empiezas a recibir buenas evaluaciones y, entonces, es cuando puedes incrementar lo que cobras”, declara.

    Pamellah tuvo una experiencia similar. “A medida que recibía buenas evaluaciones pude ir aumentando el precio hasta una cantidad con la que estaba cómoda”, afirma.

    Reed, Superanfitrión de Filadelfia

    Ten un espíritu emprendedor

    “Al fin y al cabo, ser anfitrión es un negocio”, comenta Reed. “Y ser propietario de un negocio en Estados Unidos tiene sus ventajas”. Y no beneficia solo al anfitrión, también a su comunidad. “Las personas que comparten sus casas están activando la economía”, asegura.

    Reed compara Black Wall Street con su propia filosofía sobre hospedar y llevar un negocio propio. “En Black Wall Street hacían lo mismo con sus casas: partiendo de la nada, les sacaban partido, consolidaban sus negocios y, a partir de ahí, iban creciendo”, dice.

    Black Wall Street fue una floreciente comunidad económica y cultural de Tulsa, Oklahoma, fundada y dirigida por ciudadanos afroamericanos a principios del siglo XX. “Es una forma de reconocer esos valores de resistencia negra, de liberación... Es la comunidad negra perpetuando los cimientos de Black Wall Street”, afirma Reed.

    Hospedar también le ha permitido a Reed conectar con los viajeros y con su comunidad, que lo es todo para él: “Realmente ha sido una bendición”.

    Lleva un registro de la contabilidad desde el principio

    Como seguir una estrategia empresarial ha sido clave para el éxito de ambos anfitriones, ellos recomiendan organizarse bien antes de empezar a recibir huéspedes.

    “Creé otra cuenta para llevar el control de los gastos. Así, cuando toca hacer la declaración de impuestos, tengo todo listo para mandárselo a mi contador o para encargarme yo mismo de hacerla”, dice Reed.

    Es esencial pedir ayuda para la contabilidad. “Si necesitas contratar a un asesor fiscal, o tienes que investigar un poco para que te salgan las cuentas, no lo pienses mucho y hazlo”, afirma.

    Mientras que los gastos estén cubiertos al principio, estoy tranquilo. Uno no se hace rico de la noche a la mañana. Es un proceso que va poco a poco.
    Reed,
    Filadelfia

    Actualiza tu anuncio con frecuencia

    Pamellah recomienda que los anfitriones revisen sus anuncios cada cierto tiempo para que estén al día. Está muy comprometida con la comunidad de anfitriones de zona y los ayuda para que tengan éxito, y la primera pregunta que les hace es muy sencilla: “¿Cuándo fue la última vez que actualizaste tu anuncio?”, nos cuenta.

    Ella recomienda que se renueven las fotos con frecuencia, sobre todo en temporadas diferentes, y que comparen los precios con los de los alojamientos vecinos con cierta regularidad. También dice que es importante reservar un tiempo cada día, aunque sea unos minutos, a revisar el anuncio y asegurarte de que ya respondiste a todos los mensajes de los huéspedes.

    Crea un ambiente acogedor

    Pamellah hace hincapié en que alcanzar el éxito como anfitriona no es solo tener un alojamiento bonito y evaluaciones fantásticas. “El precio es solo un aspecto que atrae a los huéspedes”, dice. “¿Cómo tratas a tus huéspedes?”

    Pamellah prefiere recibir a los viajeros en persona. “Creo un ambiente agradable, para que se sientan bienvenidos”, dice. “Es la esencia de Airbnb: hacer que todo el mundo se sienta como en casa donde vaya”.

    Reed piensa lo mismo y recomienda a los anfitriones que utilicen Airbnb como huéspedes, así descubrirán en otros alojamientos cosas que no se les habían ocurrido y que funcionan. “Con tu propio estilo, aplica algunas ideas inspirándote en otros alojamientos”, dice. “Todo lo que experimentes como huésped te convertirá en un mejor anfitrión”.

    “Tu hospitalidad y lo que haces para que las personas conecten con tu hogar y tu comunidad son la base del espíritu de Airbnb”, insiste. “Si sigues esos valores, los viajeros volverán”.

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Lo más destacado

    • Tener una estrategia es clave, como decidir cuál va a ser tu precio por noche o cuánto vas a invertir en tu espacio.

    • Lleva un registro de la contabilidad desde el principio.

    • Impulsa tu actividad como anfitrión con una hospitalidad inmejorable y buenas evaluaciones.

    Airbnb
    27 de jun. de 2022
    ¿Te fue útil?