Ir al contenido
    Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos
    Cómo 2 SuperAnfitriones en México están adoptando el alojamiento virtual

    Cómo 2 SuperAnfitriones en México están adoptando el alojamiento virtual

    Estos anfitriones se están poniendo creativos, con galletas enviadas por mensajería y hasta saludos en video.
    Por Airbnb el 8 de jul. de 2020
    Lectura de 5 min
    Última actualización 27 de ago. de 2020

    Lo más destacado

    • Dos SuperAnfitriones en Ciudad de México comparten cómo están actualizando sus rutinas de hospedaje virtualmente

    • Van a enviar copias digitales de sus manuales de la casa, guías y otra información a los huéspedes

    • Ambos anfitriones piensan probar nuevas ideas para mantener la distancia social, como saludos personalizados en video y galletas entregadas por mensajería

    A medida que se reanudan los viajes, muchos anfitriones están elaborando estrategias sobre la mejor manera de recibir huéspedes de nuevo. Las cosas que los huéspedes (y los anfitriones) necesitan para sentirse cómodos están cambiando, así que hablamos con dos SuperAnfitriones en Ciudad de México para entender cómo planean hospedar después del confinamiento.

    La SuperAnfitriona Alessandra está al frente de La Palomilla, un bed and breakfast de siete habitaciones de categoría Airbnb Plus en el barrio de La Roma. A unos once kilómetros al sur, el SuperAnfitrión Omar tiene dos coloridos departamentos en la zona de Coyoacán, el lugar donde nació Frida Kahlo. Ninguno de los dos ha recibido huéspedes desde marzo, cuando el gobierno puso la ciudad en confinamiento.

    A fin de prepararse para futuras estancias, se han ocupado en adaptar sus estrategias de hospedaje. Te damos ocho ideas que podrías integrar a tu rutina de hospedaje a medida que reflexionas en tu propia estrategia:

    Proporciona opciones de llegada para tus huéspedes e informa hasta el más mínimo detalle

    Cuando un huésped reserva una habitación, Alessandra se pone en contacto para descubrir desde dónde está viajando y a qué hora llegará. Si el huésped prefiere la llegada autónoma, “tenemos acceso con clave”, dice.

    Alessandra tiene la intención de seguir usando la mensajería de Airbnb u otras aplicaciones de mensajería para comunicarse con los huéspedes antes y durante su estancia, con un cambio notable. “Vamos a incrementar la comunicación a través de mensajes SMS y la plataforma [de Airbnb], para que sientan que es una experiencia más cercana y no se sientan abandonados”, dice.

    Sugerencia: actualiza tus plantillas de mensajes guardados previamente, ya que podría ayudarte a responder a los huéspedes más rápidamente.

    Graba un saludo personalizado en video

    Omar también ofrece llegada autónoma, pero está listo para probar nuevas formas de hospedar virtualmente. Dice que planea grabar un saludo personalizado en video para que todos los huéspedes lo reciban a su llegada: “¡Bienvenidos! Somos tus anfitriones, Omar y (mi esposa) Silvia. Esperamos que se lo pasen muy bien. Sabemos que es un momento difícil y agradecemos que estén aquí con nosotros”.

    Agradece con estilo, aunque no sea cara a cara

    Nuestros mejores anfitriones saben que parte de la experiencia de Airbnb consiste en dar la bienvenida a los huéspedes a su llegada, pero también entienden que en este momento es más importante mantener la distancia física. Entonces, Alessandra y Omar están descubriendo nuevas formas de agradecer a sus huéspedes. Por ejemplo, cuando lleguen los huéspedes, “en lugar de darles galletas en el comedor, se las dejaremos en las habitaciones”, dice Alessandra.

    “Antes me encantaba dar a los huéspedes un regalo de despedida”, dice Omar. “Un amigo mío hace unas galletas de maíz azul deliciosas”. Las entregaba él mismo, normalmente el último día de la estancia. “Esto va a cambiar un poco”, dice. “Ahora enviaré las galletas con un mensajero. Aún quiero que se vayan felices”.

    Comparte tu guía, manual de la casa y otra información de manera digital

    Puesto que Alessandra y Omar eliminaron las copias físicas de sus manuales de la casa de sus espacios, ahora se aseguran de enviar versiones digitales. “Una vez que recibo una reservación, inmediatamente envío a los huéspedes la guía y también el manual de la casa”, dice Omar.

    Alessandra hace lo mismo: “Hicimos un PDF [del manual de la casa], que enviamos a los huéspedes tan pronto como reservan”. También editó su sitio web para reflejar sus propias precauciones de seguridad, incluyendo sanitizar las llaves de la habitación y quitar artículos superfluos como almohadones y blocs de notas de las habitaciones. Una vez que recibe una reservación, “Envío a los huéspedes el enlace de las medidas [COVID-19] que estamos tomando para su seguridad”, dice.

    Convierte tu canasta de bienvenida en un kit de limpieza

    Omar está actualizando sus regalos para los invitados. “Antes les dejaba una canasta de bienvenida con frutas frescas, chocolates y dulces mexicanos”, dice. “Ahora esta canasta se convertirá en un kit de limpieza para cada uno de los huéspedes”. En cada kit, incluirá “un par de cubrebocas, un par de botellas pequeñas de desinfectante de manos, guantes” y similares.

    Omar también dejará una botella más grande de desinfectante de manos para los huéspedes en el departamento y les dirá dónde encontrar los artículos de limpieza. “Se trata de crear la confianza necesaria para que se sientan como en casa”, dice. Alessandra también proporciona desinfectante de manos en el área de recepción, así como en cada habitación y cada baño.

    Considera la posibilidad de actualizar tu protocolo de limpieza para compartirlo con tus huéspedes

    A fin de limpiar y sanitizar adecuadamente sus espacios, Omar y Alessandra dicen que dejarán pasar un tiempo entre cada huésped. “Mi plan es preparar un manual de limpieza totalmente en línea con lo que Airbnb acaba de publicar”, dice Omar. Alessandra ya se comprometió con nuestro protocolo de limpieza y Omar planea hacer lo mismo.

    Alessandra también se compromete a mantener un nivel de limpieza más alto. “Tenemos un margen de rotación de un día entre un huésped y otro”, dice Alessandra, “para que la habitación se ventile completamente” antes de limpiar y sanitizar.

    Consejo: Si te comprometes con nuestro protocolo de limpieza avanzada, asegúrate de dejar un resumen de limpieza para los huéspedes o compártelo digitalmente.

    Ofrece bastantes recomendaciones al aire libre en tu guía

    Anteriormente, las guías de Omar y Alessandra incluían restaurantes, lugares para compras y otras sugerencias que ahora no son tan relevantes. Alessandra actualizó su guía para recomendar diferentes actividades.

    “Definitivamente estamos pensando en recomendarles más aventuras al aire libre”, dice. Sugiere que los huéspedes le echen un vistazo a Xochimilco (“la Venecia mexicana”, dice) o vayan a las pirámides, y agrega que recordará a los huéspedes que “tomen más [desinfectante de manos], que se lleven la botella de su habitación, usen un cubrebocas y guantes”.

    Omar también está modificando su guía para incluir restaurantes que ofrecen servicio para llevar y entregas a domicilio. E irá agregando opciones para cenar al aire libre, a medida que se reanuden dichas actividades.

    Aprovecha la tecnología

    En cuanto al hospedaje virtual, Omar tiene grandes planes. Puesto que eliminó la copia física del manual de su casa, va a “automatizar la forma en que los huéspedes inician sesión en la red wifi”, dejando códigos QR para que los huéspedes puedan conectarse a automáticamente. Sin embargo, no se detiene ahí: “quiero implementar códigos QR para todos los servicios que tenemos”, dice.

    Por ejemplo, planea imprimir códigos QR con instrucciones para cosas como usar la lavadora y desplegar el sofá cama. Incluso tiene la intención de dejar un código QR para que los huéspedes accedan a su manual digital de la casa.

    Omar y Alessandra dicen que tienen la esperanza de que los viajes (y la vida) vuelvan pronto a la normalidad. Hasta que eso suceda, cada uno se dedica a ofrecer el mismo alto nivel de hospitalidad que siempre tienen, solo que con cubrebocas y guantes.

    “Las cosas están cambiando”, dice Omar. Pero sigue siendo optimista sobre tener que rediseñar su forma de hospedar: “Es solo cuestión de adaptarse y aceptar los cambios”.

    Es posible que la información de este artículo haya cambiado desde su publicación.

    Lo más destacado

    • Dos SuperAnfitriones en Ciudad de México comparten cómo están actualizando sus rutinas de hospedaje virtualmente

    • Van a enviar copias digitales de sus manuales de la casa, guías y otra información a los huéspedes

    • Ambos anfitriones piensan probar nuevas ideas para mantener la distancia social, como saludos personalizados en video y galletas entregadas por mensajería

    Airbnb
    8 de jul. de 2020
    ¿Te fue útil?

    Descubre más temas