Ir al contenido

Alquileres de lujo en Nantucket

Busca y reserva un alojamiento único en Airbnb

Los alojamientos vacacionales de lujo mejor calificados en Nantucket

Los huéspedes están de acuerdo: estas estancias tienen excelentes calificaciones por su ubicación y limpieza, entre otros aspectos.

Hilltop Estate
LUXE
Alojamiento entero: villa · 8 huéspedes · 10 camas · 4,5 baños

Hilltop Estate

Three Old Farm
LUXE
Alojamiento entero: casa · 12 huéspedes · 7 camas · 6,5 baños

Three Old Farm

Pilgrim's Bliss
LUXE
Alojamiento entero: villa · 16 huéspedes · 16 camas · 6,5 baños

Pilgrim's Bliss

Alojamientos de lujo para todos los gustos

El alojamiento ideal para la escapada con la que estás soñando

  • Alojamientos destacados
  • Reservas flexibles
  • Alojamientos listos para reservar

Servicios populares en los alojamientos vacacionales de lujo en Nantucket

  • Cocina
  • Wifi
  • Aire acondicionado

Otros excelentes alojamientos vacacionales de lujo en Nantucket

LUXEAlojamiento entero: villa
Eastbound
$74,713 por noche

Todo sobre Nantucket

Todo sobre Nantucket

La pequeña dama gris

Nantucket, que antiguamente fue el corazón de la industria ballenera estadounidense, se ha transformado en un destino de vacaciones de lujo de la costa este, así que no es de extrañar que el precio medio de la vivienda ronde los 2,3 millones de dólares. En las calles principales de la ciudad encontrarás edificios coloniales y pintorescos chalets, y en las afueras, algunas de las mansiones más impresionantes del país, que abundan en este paraíso náutico. Si te gusta el marisco fresco, pasar el día en la playa y dar paseos al atardecer, te encantará Nantucket.

Cómo llegar a la isla

El aeropuerto de la ciudad, el Nantucket Memorial, tiene solo tres pistas, pero es un ejemplo de eficiencia en verano, ya que recibe más viajeros que el aeropuerto de Logan en Boston. Si te gusta viajar en avión, es la forma más fácil y rápida de llegar a la isla desde Boston o Nueva York. Si quieres traerte el coche o prefieres venir por mar, Hy-line Cruises y la Steamship Authority operan durante todo el año desde Hyannis, MA. Además, Freedom Cruise Line y Seastreak ofrecen ferris de alta velocidad desde New Bedford, Nueva York, Nueva Jersey y Harwich Port.

Cómo moverte por Nantucket

El aparcamiento en el centro es escaso, y te resultará más complicado encontrar un sitio en temporada alta, así que lo mejor es que recurras a tus apps favoritas de transporte compartido y a los taxis de la zona. Si te alojas en la ciudad, la mayoría de las atracciones están a poco más un paseo de 15 minutos. Y, si lo que te gusta es pedalear, puedes alquilar una bici para moverte a tu aire por la isla.

Un pasado ballenero

Desde 1700 hasta mediados del siglo XVIII, la economía de Nantucket se basó en la industria ballenera. Las esposas de los capitanes de los barcos solían pasar las tardes oteando el horizonte, esperando a que sus maridos volvieran sanos y salvos a casa. Por eso, la ciudad tiene un arraigada tradición náutica, que ilustró Herman Melville en el archiconocido clásico, Moby Dick. Hoy, el Nantucket Whaling Museum, una antigua fábrica de velas de esperma de ballena, muestra con orgullo el pasado de la isla en sus salas repletas de objetos y fotos relacionados con el tema. ¡Hay incluso un esqueleto de cachalote de 14 metros! Está en pleno centro, así que puedes pasarte a visitarlo antes de cenar por la zona antigua.

Un vino galardonado y el marisco más fresco que hayas probado en tu vida

Desde las calles adoquinadas del casco histórico al barrio costero alrededor de Brant Point, en Nantucket encontrarás algunos de los mejores restaurantes de Nueva Inglaterra. Obviamente, el marisco es el plato estrella. Si te gusta el bloody mary, el de langosta de Brant Point Grill es un básico del brunch. La barra de frescos de Cru es famosa por el pez espada a la plancha, los rollitos de langosta y las increíbles vistas de los yates atracados en el puerto. Y si te apetece descubrir un buen vino que vaya bien con tu mariscada, Topper es famoso por sus excelentes maridajes. Cosecha 23 premios consecutivos Grand Awards de Wine Spectator y tienen una carta con más de 1450 vinos para endulzarte el paladar. Después de cenar, seguro que ves a un montón de gente de la zona cerca de The Juice Bar. Van a pedirse un batido, comerse un gofre o tomarse uno de sus deliciosos smoothies. ¡No te lo pienses y síguelos!

La hora dorada en el faro más famoso de la isla

Desde que empezó a funcionar en 1746, el faro de Brant Point ha tenido su propia historia de desgracias. Las primeras tres torres se quemaron, otras cuantas se declararon en ruinas e incluso una se cayó en pedazos, un testimonio del poder del Atlántico. Pero en 1901, Nantucket consiguió tener su faro de postal. Hoy es un monumento histórico nacional y se erige orgulloso y resplandeciente al final de Easton  Street, a tan solo 10 minutos a pie del Whaling Museum.

Una exposición de coches clásicos, cine independiente y creatividad culinaria… ¡Empiezan las fiestas!

Desde finales de abril a finales de junio, Nantucket está en modo fiestas. La temporada arranca con el Daffodil Festival. Celebra la primavera con una cabalgata de coches clásicos, un pícnic en el maletero y la increíble exposición floral de Nantucket. En mayo, prepara tu paladar para disfrutar del Food and Wine Festival junto a chefs y productores de vino de renombre. Y en junio, no te olvides de sacar tu entrada para el Nantucket Film Festival, donde podrás darte un atracón de taquillazos de Hollywood y de cintas más independientes.

Una excursión a Martha’s Vineyard

La isla vecina, Martha’s Vineyard, está a poco más de una hora hacia el oeste en el ferry de Oak Bluffs. Cuando desembarques, solo tendrás que andar unos cuantos pasos para toparte con las tiendecitas más variopintas, restaurantes de marisco y puestos de helado en la calle más concurrida de Oak Bluff, Circuit Avenue. Después, no te pierdas las casitas victorianas del campamento de Oak Bluffs, lleva a los niños al carrusel Flying Horses o date un baño en Inkwell Beach. Si te apetece un poco más de aventura, alquila unas bicis y pedalea hasta la frontera de Edgartown y Oak Bluffs en Beach Road, donde encontrarás el puente de la película Tiburón. ¿Te atreves saltar al agua donde grabaron la famosa película? ¡Es tradición!

Las playas de Nantucket

La costa norte

Protegida por el saliente de Nantucket Sound, en la costa norte encontrarás las aguas más tranquilas y cálidas. Las tres playas más populares de la isla están a un paseo de la ciudad, así que es muy fácil llegar. ¡No pierdas la oportunidad de explorar la zona por el camino! Jetties Beach es la favorita de los amantes del deporte: hay pistas de tenis, redes de voleibol y parques para niños. Además, podrás apuntarte a una escuela de vela si te apetece divertirte en estas aguas en calma. Si viajas con niños pequeños, la Children's Beach casi no cubre, no hay muchas olas y ofrecen clases para aprender a nadar y actividades para familias durante todo el verano. El nombre le va que ni pintado, ¿verdad? Si quieres llevarte un buen recuerdo, siéntate a contemplar el ir y venir de los botes hacia el puerto en Brant  Point.

La costa sur

En verano hay autobuses directos que te llevan de la ciudad a Surfside, el destino playero más popular del sur. Prepárate tu almuerzo o pide unas hamburguesas para llevar en algún bar y tendrás todo lo que necesitas para pasar un buen día de playa. Si te apetece, puedes reservar una clase de surf para aprender lo básico. Los profes de ACK Surf School son los mejores. Y si luego quieres tomarte una cerveza fresquita y salir un poco de fiesta, tu sitio es el Nobadeer Beach.

Las costas este y oeste

Debido a la fuerza de las corrientes, no se recomienda el baño en las playas del este y el oeste. Sin embargo, si quieres huir de las multitudes, puede que te apetezca salirte de los circuitos habituales. Great Point se abre al Atlántico en la costa este y es el mejor sitio de la isla para tirar la caña. En el oeste, si te gusta la fotografía no puedes perderte Madaket Beach. Los atardeceres son increíbles y no suele haber nadie.

Alquileres vacacionales en Nantucket, dentro y fuera de la ciudad

La mayoría de los alquileres vacacionales de lujo de Nantucket están en los barrios de Town y Brant Point. A medida que te vas acercando al faro, verás más yates, playas y tendrás más vistas al océano. En la zona del centro abundan los puestos de helados y las filas de chalets de madera en las callecitas alrededor de la principal. Ambos barrios están a poca distancia andando o en bici el uno del otro y de la mayoría de las atracciones de Nantucket. Si buscas un destino menos concurrido, apuesta por la zona de Monomoy, justo al lado del puerto, desde donde podrás disfrutar de unas vistas increíbles de la silueta de la ciudad. Además, en esta parte, las aguas son tranquilas, nada se interpondrá entre tú y las vistas al océano y es el mejor sitio para pescar. ¡Un sueño hecho realidad!