Ir al contenido
Utiliza las teclas de dirección para subir o bajar en las sugerencias.
Saltar al contenido de ayuda principal

Política contra la discriminación de Airbnb: Nuestro compromiso con la inclusión y el respeto

Airbnb es, en esencia, una comunidad abierta, dedicada a estrechar lazos a nivel internacional mediante el fomento de experiencias enriquecedoras que se puedan compartir entre personas de todas partes del mundo. Nuestra comunidad incluye a millones de personas de prácticamente todos los rincones del planeta. Es una comunidad increíblemente diversa que conecta a personas con culturas, valores y normas muy diferentes.

La comunidad Airbnb está comprometida a construir un mundo donde personas de cualquier origen puedan sentirse acogidas y respetadas, sin importar lo lejos que se encuentren de su hogar. Este compromiso se basa en dos principios fundamentales que se aplican tanto a Airbnb como a los anfitriones y huéspedes: inclusión y respeto. Nuestro compromiso común con estos principios permite que cada uno de los miembros de nuestra comunidad se sienta bien recibido en la plataforma Airbnb, sin importar quién sea, su procedencia, su religión o su orientación sexual. Airbnb reconoce que algunas jurisdicciones permiten, o requieren, hacer una distinción entre las personas en función de su nacionalidad, sexo, estado civil u orientación sexual, y por lo tanto, no desea que los anfitriones violen la legislación vigente ni realicen acciones de las que se puedan derivar responsabilidades legales. Airbnb proporcionará orientación adicional y ajustará esta Política de no discriminación para respetar tales permisos y requisitos en las jurisdicciones donde sea pertinente.

Aunque sabemos que una sola empresa no puede exigir que exista armonía entre todas las personas, creemos que la comunidad de Airbnb puede ayudar a fomentar la empatía y el entendimiento entre todas las culturas. Todos los miembros de la comunidad nos comprometemos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para acabar con cualquier forma de prejuicios, discriminación e intolerancia en la plataforma. Queremos promover una cultura dentro de la comunidad de Airbnb que llegue tanto a nuestros huéspedes y anfitriones, como a cualquier otra persona que quiera utilizar la plataforma. Para lograrlo, todos los miembros de la comunidad (empleados, anfitriones y huéspedes de Airbnb por igual) nos comprometemos a leer la siguiente política y actuar de acuerdo con ella para mejorar nuestra comunidad y lograr que cualquier persona se sienta cómoda y bien recibida dondequiera que vaya.

  • Inclusión: damos la bienvenida a huéspedes de todas las procedencias con auténtica hospitalidad y apertura de mente. Unirse a Airbnb, como anfitrión o huésped, significa formar parte de una comunidad inclusiva. Los prejuicios, el racismo y el odio no tienen lugar en nuestra plataforma ni en nuestra comunidad. Aunque los anfitriones están obligados a cumplir la legislación vigente que prohíbe la discriminación basada en factores como el color de piel, la religión, la nacionalidad y otros que se indican a continuación, nos comprometemos a ir más allá de los requisitos mínimos establecidos por la ley.
  • Respeto: nos comprometemos a respetarnos en nuestras interacciones y nuestros encuentros. Airbnb es consciente de que las leyes locales y las normas culturales varían según el país y espera que tanto anfitriones como huéspedes las acaten e interactúen de forma respetuosa, incluso cuando la apariencia no refleje sus creencias ni su educación. Los miembros de Airbnb aportan a nuestra comunidad una increíble diversidad de orígenes, creencias y costumbres. Al conectar personas de orígenes distintos, Airbnb fomenta una mejor comprensión y la valoración de las características comunes que compartimos todos los seres humanos y debilita los prejuicios enraizados en ideas equivocadas, falta de información o falta de comprensión.

Pautas específicas para anfitriones de EE. UU. y de la Unión Europea

Como norma general, nos familiarizaremos con todas las leyes federales, estatales y locales aplicables a los espacios de alojamiento público. Los anfitriones que tengan alguna duda acerca de sus obligaciones a la hora de cumplir esta Política de no discriminación deberán ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente de Airbnb. Próximamente, Airbnb ofrecerá más pautas en materia de discriminación para las jurisdicciones no pertenecientes a EE. UU. Guiada por estos principios, nuestra comunidad de anfitriones en EE. UU. y la Unión Europea seguirá estas normas al momento de considerar pisbles huéspedes o al alojarlos:

Color de piel, etnia, nacionalidad, religión, orientación sexual, identidad de género o estado civil

  • Los anfitriones de Airbnbno pueden:
    • rechazar a un huésped por motivos de color de piel, etnia, nacionalidad, religión, orientación sexual, identidad de género ni estado civil;
    • imponer ninguna condición distinta basándose en el color de piel, la etnia, la nacionalidad, la religión, la orientación sexual, la identidad de género o el estado civil;
    • publicar ningún anuncio ni realizar ninguna declaración que disuada al huésped o indique una preferencia a favor o en contra de dicho huésped por motivos de color de piel, etnia, nacionalidad, religión, orientación sexual, identidad de género ni estado civil.

Identidad de género

En Airbnb no asignamos ninguna identidad de género a nuestros usuarios. Consideramos que el sexo de cada persona es aquel con el que se identifica o que indica en su perfil de usuario.

  • Los anfitriones de Airbnbno pueden:
    • negarse a alquilar un espacio a un huésped en función de su sexo, a menos que el anfitrión comparta con el huésped espacios como el baño, la cocina o las áreas comunes;
    • imponer ninguna condición distinta basándose en el sexo, a menos que el anfitrión comparta áreas comunes con el huésped;
    • publicar ningún anuncio ni realizar ninguna declaración que disuada al huésped o indique una preferencia a favor o en contra de dicho huésped por motivos de sexo, a menos que el anfitrión comparta áreas comunes con el huésped.
  • Los anfitriones de Airbnb pueden:
    • poner una unidad a disposición de los huéspedes de su mismo sexo y no ofrecerla al sexo opuesto cuando ambos compartan áreas comunes.

Edad y situación familiar

  • Los anfitriones de Airbnb no pueden:
    • imponer términos o condiciones distintos ni rechazar una reservación por motivos de edad o situación familiar del huésped, donde esté prohibido legalmente.
  • Los anfitriones de Airbnb pueden:
    • proporcionar información precisa sobre las características de su alojamiento (o la ausencia de estas) que podrían hacer que el espacio fuera inseguro o inadecuado para huéspedes de una edad determinada o para familias con niños o bebés.
    • indicar en su anuncio las restricciones de su comunidad (p. ej., alojamientos exclusivos para adultos) que prohíban admitir a huéspedes menores de una edad determinada o a familias con niños o bebés.

Discapacidad

  • Los anfitriones de Airbnb no pueden:
    • rechazar a un huésped por motivos de discapacidad, real o supuesta;
    • imponer ninguna condición distinta basándose en el hecho de que el huésped tenga una discapacidad;
    • imponer su propio criterio sobre el del posible huésped con alguna discapacidad acerca de si una unidad cumple con sus necesidades;
    • preguntar a un huésped acerca de la existencia o el alcance de su discapacidad, así como sobre las medidas que emplea para adaptarse a dicha discapacidad. Sin embargo, si un posible huésped plantea su discapacidad, el anfitrión puede, y debe, discutir con él si su espacio satisface las necesidades de dicho huésped;
    • prohibir ni limitar el uso de dispositivos móviles;
    • establecer un precio superior al alquiler o aplicar otros cargos a huéspedes con discapacidades, incluidas las tarifas por mascotas si el huésped dispone de un animal de asistencia (ya sea como lazarillo o como apoyo emocional) a causa de su discapacidad;
    • publicar ningún anuncio ni realizar ninguna declaración que disuada al huésped o indique una preferencia a favor o en contra de dicho huésped basada en el hecho de que este tenga una discapacidad;
    • negarse a comunicarse con los huéspedes a través de medios de accesibilidad disponibles, entre los que se incluyen operadores para personas con problemas de audición o correos electrónicos para personas con problemas de visión que utilizan lectores de pantalla;
    • negarse a proporcionar alojamiento razonable, incluida la flexibilidad ante pequeños cambios solicitados por el huésped en las Reglas de la casa (como poder llevar un animal de asistencia o utilizar un espacio de aparcamiento cercano a la unidad) de dicho alojamiento. Cuando un huésped solicite un alojamiento de estas características, anfitrión y huésped deben dialogar para encontrar medidas con las que ambos estén de acuerdo y garanticen que la unidad satisface las necesidades del huésped.
  • Los anfitriones de Airbnb deben:
    • proporcionar información precisa y objetiva acerca de las características de accesibilidad (o su ausencia) de la unidad que permita a los huéspedes con discapacidades evaluar por sí mismos si dicha unidad es adecuada para sus necesidades específicas.

Preferencias personales

  • Los anfitriones de Airbnb pueden:
    • excepto por lo especificado anteriormente, negarse a alquilar si se basan en factores no prohibidos por la ley. Por ejemplo, excepto en los casos en los que la ley lo prohíba, los anfitriones de Airbnb podrán negarse a alquilar su espacio a huéspedes con mascotas o a fumadores;
    • requerir que los huéspedes respeten las restricciones alimentarias publicadas en su anuncio (por ejemplo, aquellos que sigan una alimentación kósher o vegetariana pueden exigir el respeto de estas restricciones). Estas restricciones deberán indicarse claramente en las Reglas de la casa.
    • Nada de lo incluido en esta política prohíbe a ningún anfitrión rechazar a un huésped si se basa en una característica que no esté protegida por los derechos civiles ni esté asociada a una clase protegida. Por ejemplo, un anfitrión de Airbnb puede rechazar a un huésped si este desea fumar en la unidad o puede imponer un límite en el número de personas a las que alojar en su unidad.

Cuando se rechaza a los huéspedes. Todo anfitrión debe tener presente que a nadie le agrada que lo rechacen. Aunque un anfitrión tenga, y articule, motivos legales y legítimos para rechazar a un posible huésped, puede provocar que un miembro de nuestra comunidad se sienta incómodo y excluido. Los anfitriones deben hacer todo lo que esté a su alcance para ser hospitalarios con huéspedes de todos los orígenes. Los anfitriones que demuestren un patrón de comportamiento de rechazo hacia huéspedes de alguna clase protegida (incluso cuando articulen un motivo legítimo) debilitan la solidez de nuestra comunidad provocando malestar en los posibles huéspedes; Airbnb podrá suspender a los anfitriones que demuestren dicho patrón de comportamiento en la plataforma Airbnb.

Pautas específicas para anfitriones no residentes en Estados Unidos y en la Unión Europea

Fuera de Estados Unidos y de la Unión Europea, es posible que algunos países o comunidades permitan o incluso soliciten a los anfitriones que hagan distinciones a la hora de alojar basadas en factores como el estado civil, la nacionalidad, el género y la orientación sexual. Esto choca frontalmente con nuestra filosofía contra la discriminación. En estos casos, no exigiremos a los anfitriones que incumplan la legislación local, como tampoco les pediremos que acepten a huéspedes que puedan ponerlos en riesgo de ser detenidos o que puedan causarles daño físico o moral, a sí mismos o a sus propiedades. Los anfitriones que viven en estos lugares deberán indicar este tipo de restricciones en sus anuncios para que los posibles huéspedes estén al tanto del problema y Airbnb pueda confirmar la necesidad de dichas medidas. Los anfitriones deberán comunicar estas restricciones de forma clara, concreta y no peyorativa. Difamar e insultar no tiene cabida en nuestra plataforma ni en nuestra comunidad.

¿Qué ocurre cuando un anfitrión no cumple con nuestras políticas en esta materia?

Si un anuncio determinado contiene un lenguaje contrario a esta Política de no discriminación, se solicitará al anfitrión que retire dicho lenguaje y confirme su comprensión y voluntad de cumplir esta Política y sus principios subyacentes. Airbnb también puede, a su discreción, tomar medidas al respecto, incluida la suspensión del anfitrión de la plataforma Airbnb.

Si el anfitrión rechaza de manera indebida a huéspedes de clase protegida o emplea un lenguaje que demuestre que sus acciones están motivadas por factores prohibidos en esta Política, Airbnb tomará las medidas necesarias para aplicarla, incluida la suspensión del anfitrión de la plataforma.

A medida que crezca la comunidad, continuaremos asegurándonos de que las políticas y prácticas de Airbnb están en consonancia con nuestro objetivo principal: garantizar que tanto anfitriones como huéspedes se sientan acogidos y respetados en todas sus interacciones en la plataforma Airbnb. El público, nuestra comunidad y nosotros mismos no esperamos menos.