Ir al contenido

Alquileres de lujo en Alps

Busca y reserva un alojamiento único en Airbnb

Los alojamientos vacacionales de lujo mejor calificados en Alps

Los huéspedes están de acuerdo: estas estancias tienen excelentes calificaciones por su ubicación y limpieza, entre otros aspectos.

Soline
LUXE
Alojamiento entero: villa · 12 huéspedes · 5 camas · 5,5 baños
SolineTyrolean 'Stube' architecture near Nasserein lift
Chalet Maria Schnee
LUXE
Alojamiento entero: villa · 15 huéspedes · 9 camas · 7,5 baños
Chalet Maria Schnee
Antoinette
LUXE
Alojamiento entero: villa · 12 huéspedes · 3 camas · 5,5 baños
AntoinetteAntoinette

Alojamientos de lujo para todos los gustos

El alojamiento ideal para la escapada con la que estás soñando

  • Alojamientos destacados
  • Reservas flexibles
  • Alojamientos listos para reservar

Servicios populares en los alojamientos vacacionales de lujo en Alps

  • Cocina
  • Wifi

Otros excelentes alojamientos vacacionales de lujo en Alps

LUXEAlojamiento entero: chalet
Chalet Red
$43,789 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Alexandra
$56,329 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Chalet GM
$35,746 por noche
LUXEAlojamiento entero: chalet
Chalet Purple
$33,502 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Skyfall Penthouse
$206,141 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Chalet Laurus
$154,248 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Balegia Apartment 3
$148,216 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Balegia Penthouse
$148,216 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Chalet 1597
$321,428 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Nidus Penthouse
$175,794 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Nidus Apartment 4
$169,199 por noche
LUXEAlojamiento entero: villa
Nidus Apartment 3
$169,199 por noche

Todo sobre Alps

¿Sueñas con unas vacaciones en los Alpes austriacos? ¡Nosotros te ayudamos a hacerlas realidad!

A estas alturas todos hemos oído hablar del «hygge», un concepto danés que se ha puesto de moda últimamente y representa un sentimiento de bienestar y comodidad. Pero ¿sabías que existe una palabra alemana con un significado muy similar que se usa desde mediados del siglo XIX? Se trata de «Gemütlichkeit», y los Alpes austriacos, donde pueblecitos pintorescos se han convertido en pequeños resorts llenos de encanto, encarnan esta idea a la perfección. Enclavada entre las fronteras de Austria, Italia, Alemania y Suiza, esta región montañosa ha desarrollado su propia cultura. La gente es amable; la comida, fantástica, y la zona ofrece infinidad de opciones para pasarlo en grande.

Es muy probable que, al evocar las cimas nevadas, lo primero que se te venga a la mente sea el esquí. Sin embargo, los Alpes austriacos son un destino espectacular para cualquier época del año. Por lo general, las pistas de esquí abren en diciembre, y la nieve dura de enero a abril. Después, la primavera cubre las laderas de flores. El sol y el buen tiempo suelen durar hasta finales de septiembre, y el verano austriaco es perfecto para hacer senderismo, rutas en bici y cualquier otra actividad al aire libre. El aeropuerto más cómodo para explorar esta zona es el de Innsbruck, que recibe vuelos de toda Europa. El de Zúrich, en Suiza, y el de Múnich, en Alemania, también tienen conexiones con muchos resorts austriacos.

Esquía en las mejores estaciones de Austria

La zona de esquí de Arlberg, donde se encuentran las estaciones de St. Anton y Lech, es la más importante de Austria y una de las cinco más grandes del mundo, con casi 320 km de pistas para todos los niveles. Si ya tienes experiencia en este deporte, cerca de St. Anton encontrarás unas cuantas para esquiadores avezados. Te alojes donde te alojes, te recomendamos que pares en algunos de los pueblecitos de la zona para disfrutar de un buen almuerzo. St. Christoph, por ejemplo, tiene un centro precioso que parece sacado de una postal. Si te apetece algo más intenso, prueba el heliesquí. En esta variante, un helicóptero te dejará caer en alguna de las increíbles cimas para que desciendas, fuera de pista, por pendientes alpinas prácticamente inexploradas. ¿Te atreves?

Relájate tras un día en la nieve

En Europa, pero sobre todo en Austria, es tradición tomarse un merecido descanso después de haber pasado todo el día esquiando. ¡Y las tradiciones hay que respetarlas! Sin quitarte el mono, ve a uno de los bares de la estación o a un chalet en las laderas y charla con otros esquiadores sobre vuestras aventuras alpinas. En St. Anton y Lech hay opciones para todos los gustos: tú decides si prefieres entrar en calor con un «glühwein», un vino tinto especiado que se sirve templado; brindar con un vaso de «schnapps», el aguardiente local; o degustar alguna de las cervezas de la zona.

Haz una escapada a Salzburgo

La ciudad natal de Mozart es famosa por sus edificios barrocos, entre los que destacan el palacio de Hellbrunn, la residencia del príncipe-arzobispo y la universidad. El Schloss Mirabell, un inmenso palacio situado a las afueras de la ciudad, es un edificio impresionante, pero su belleza no se limita a su arquitectura: los jardines florales que lo rodean son unos de los más espectaculares de Europa. ¡Seguro que te suenan de la película «Sonrisas y lágrimas»! También merece la pena visitar la fortaleza medieval de Hohensalzburg que, desde lo alto de una pequeña colina al sur de la ciudad, ofrece unas vistas panorámicas magníficas del entorno. Después de pasar el día explorando la ciudad, recupera fuerzas con el plato típico de la región: el «schnitzel» o escalope vienés. En Salzburgo, la tradición exige que el filete de ternera empanado se aplane hasta tener, por lo menos, el mismo tamaño que el plato donde se vaya a servir. ¡Que aproveche!

Pasa el verano en los majestuosos Alpes

Aunque normalmente asociamos la montaña a los deportes de invierno, St. Anton y Lech también ofrecen una amplia variedad de actividades estivales. Cuando se derrite la nieve, los Alpes austriacos son todavía más bonitos, si cabe, pues sus laderas se cubren de flores silvestres y sus frondosos pinares se llenan de vida. Los aficionados al senderismo, la bici de montaña y el parapente visitan la zona de mayo a septiembre para adentrarse en estos paisajes idílicos. Admirar los Alpes desde arriba, en compañía de las águilas reales y los buitres leonados autóctonos, es una experiencia mágica. St. Anton y Lech cuentan con varias escuelas de ala delta que te ayudarán a alzar el vuelo. Si buscas algo más relajado, en la zona también hay una gran cantidad de spas que se nutren de los manantiales de las montañas: una opción ideal para contemplar las cimas nevadas sin sudar la camiseta.

Casas en alquiler en los Alpes austriacos

Si quieres descubrir los encantos de esta magnífica región, echa un vistazo a esta selección de alquileres de lujo en los Alpes austriacos.

Chalets en St. Anton

Luxury Retreats ofrece una gran variedad de chalets para todos los gustos en St. Anton. El chalet Maria Schnee es la opción perfecta para las familias con niños. Los pequeños de la casa lo pasarán en grande en la preciosa sala de juegos y las literas mientras los adultos charlan junto a la enorme chimenea de estilo moderno.

Los grupos de amigos se sentirán como en casa en el chalet Austria, que está dividido en tres apartamentos independientes con una capacidad total para 29 personas. Todos cuentan con elegantes muebles tradicionales, una cocina totalmente equipada, un salón amplio a la par que acogedor y las vigas de madera típicas de la zona. La mayoría de estos chalets se encuentran en el barrio Nasserein de St. Anton, a pocos pasos del telesilla principal. Luxury Retreats también ofrece chalets de lujo en St. Christoph, un bonito pueblo cercano que dispone de su propio telesilla.

Chalets de lujo en Austria

El diseño alpino se inspira en la arquitectura barroca de la región y se sirve de los materiales locales para crear alojamientos cómodos y acogedores. Los lujosos chalets disponibles en Austria, con su cuidada carpintería, sus inmensas vigas y sus chimeneas, encarnan a la perfección este concepto. Visita la zona con familiares o amigos y disfrutad de cada segundo en una de estas magníficas mansiones.

Chalets en alquiler en Lech

La exclusiva estación de Lech, una de las favoritas de la princesa Diana y de otros miembros de la realeza europea, mantiene los pies en la tierra a pesar de su exclusiva clientela. Los chalets que se pueden alquilar aquí presentan el diseño tradicional alpino. Si buscas algo diferente, echa un vistazo al Uberhaus, un chalet ultramoderno situado a pie de pista con bar, cine, sala de juegos y piscina exterior. En el extremo opuesto se encuentra el chalet 1597, con unas paredes de piedra y unas vigas descomunales características del siglo XVI, cuando se construyó.