Ir al contenido
Saltar al contenido de ayuda principal

¿Qué debo saber sobre la seguridad contra incendios y monóxido de carbono cuando viajo?

La seguridad y protección son indispensables en cualquier alojamiento. Si bien recomendamos a los anfitriones que instalen los detectores de humo y monóxido de carbono (CO) en sus alojamientos, también es importante que los huéspedes se mantengan al tanto y tomen precauciones de seguridad cuando viajen, sin importar cómo lo hagan.

Cuando reserves un alojamiento en Airbnb, debes revisar la información sobre si el anfitrión declaró la presencia de detectores de humo y monóxido de carbono en la propiedad. Encontrarás estos detalles en la página del anuncio en Servicios.

Los detectores de monóxido de carbono no son comunes en muchas partes del mundo, así que te sugerimos que compres uno para acompañarte cuando viajes, especialmente si el lugar en el que te alojas no incluye uno. Aquí tienes un ejemplo de detector portátil de monóxido de carbono.

Información de seguridad de la Cruz Roja Americana

El monóxido de carbono (CO) es un gas invisible, inodoro e incoloro creado cuando los combustibles (como gasolina, madera, carbón, gas natural, propano, petróleo y metano) se queman de manera incompleta. Puede ser producido por aparatos que queman combustible en el hogar, incluyendo hornos, estufas, boilers y calentadores de habitaciones. Altos niveles de monóxido de carbono pueden ser fatales. Qué puedes hacer:

  • Nunca uses un generador, parrilla, estufa de campamento u otros dispositivos de gasolina, propano, gas natural o carbón vegetal dentro de una casa, garaje, sótano, áreas no acondicionadas o cualquier zona parcialmente cerrada.
  • Mantén estos dispositivos al aire libre, lejos de puertas, ventanas y respiraderos que podrían permitir que el monóxido de carbono entre en el interior.
  • La apertura de puertas y ventanas o el uso de ventiladores no impedirá la acumulación de monóxido de carbono en el hogar. Aunque el monóxido de carbono no se puede ver ni oler, puede provocar rápidamente la incapacidad total y la muerte. Incluso si no puedes oler los gases de escape, puedes estar bajo exposición al monóxido de carbono. Si comienzas a sentirte enfermo, mareado o débil mientras usas un generador, toma aire fresco de inmediato, ¡no lo postergues!
  • Las alarmas de monóxido de carbono* deben instalarse en zonas centrales de cada nivel de tu alojamiento y afuera de cada espacio destinado al sueño a fin de proporcionar un aviso oportuno en caso de acumulación de monóxido de carbono.
  • Debes verificar las baterías con frecuencia y reemplazarlas cuando sea necesario.
  • Si suena una alarma de monóxido de carbono, sal de inmediato a una zona exterior con abundante aire fresco o ubícate junto a una ventana abierta o puerta que dé al exterior. Nunca debes ignorar la alarma de monóxido de carbono; el gas es mortal y es necesario que recibas aire fresco. Llama a los servicios de emergencia locales para obtener ayuda una vez que hayas llegado a un sitio con bastante aire fresco y permanece allí hasta que llegue el personal de emergencia para ayudarte.

Visita www.redcross.org/homefires para más información.

* A fin de comunicarse con una audiencia global, Airbnb utiliza los términos «alarma» y «detector» de manera intercambiable.

El nombre, el emblema y los materiales protegidos por derechos de autor de la Cruz Roja Americana se utilizan con su permiso, el cual de ninguna manera constituye un respaldo, expreso o implícito, de ningún producto, servicio, compañía, opinión o postura política. El logotipo de la Cruz Roja Americana es una marca registrada propiedad de la Cruz Roja Nacional Americana. Para obtener más información acerca de la Cruz Roja Americana, visita redcross.org.