Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Recaudación y liquidación de impuestos por parte de Airbnb en México

    Sabemos que los impuestos no son lo más divertido del mundo, así que lo simplificamos para que sea más fácil.

    Recaudación y pago del impuesto al valor agregado (IVA) por parte de Airbnb en México

    Los huéspedes que reserven alojamientos en Airbnb ubicados en México podrían estar sujetos a un 16% del impuesto al valor agregado (IVA), un impuesto que se paga al Gobierno Federal.

    Por ejemplo, si reservas un alojamiento a un precio total de 1,000 USD (del alojamiento y las tarifas de limpieza), es posible que tengas que pagar un IVA de 160 USD (IVA = 16%), junto con el impuesto sobre hospedaje adicional.

    Recaudación y pago de impuestos sobre el hospedaje por parte de Airbnb en México

    Los impuestos sobre el hospedaje se pagan a los gobiernos estatales, por lo que la tasa varía de un estado a otro. En Airbnb, recaudamos y pagamos el impuesto sobre el hospedaje en algunos estados.

    Por ejemplo, si reservas un alojamiento en el estado de Baja California a un precio de 1,000 USD, tendrás que pagar un impuesto sobre el hospedaje de 50 USD (impuesto de hospedaje = 5%), junto con las tarifas de limpieza adicionales y el IVA.

    A continuación proporcionamos más información sobre las tasas que se aplican en cada estado donde Airbnb recauda y paga este impuesto.

    Baja California

    Los huéspedes que reserven alojamientos de Airbnb situados en el estado mexicano de Baja California tendrán que pagar el siguiente impuesto:

    Baja California Sur

    Los huéspedes que reserven alojamientos de Airbnb situados en el estado mexicano de Baja California Sur tendrán que pagar los siguientes impuestos:

    Estado de México

    A partir del 1 de abril de 2019, los huéspedes que reserven alojamientos de Airbnb situados en el Estado de México tendrán que pagar los siguientes impuestos:

    Ciudad de México

    Los huéspedes que reserven alojamientos de Airbnb situados en la Ciudad de México tendrán que pagar los siguientes impuestos:

    • Impuesto sobre los servicios de hospedaje: entre el 3 y el 5% del precio que figura en el anuncio. La tasa impositiva depende del tipo de alojamiento. Para obtener información detallada, visita el sitio web de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México.

      Oaxaca

      Los huéspedes que reserven alojamientos en Airbnb situados en el estado mexicano de Oaxaca tendrán que pagar los siguientes impuestos:

      Quintana Roo

      Los huéspedes que reserven alojamientos en Airbnb situados en el estado mexicano de Quintana Roo tendrán que pagar los siguientes impuestos:

      Sinaloa

      Los huéspedes que reserven alojamientos en Airbnb situados en el estado mexicano de Sinaloa tendrán que pagar los siguientes impuestos:

      • Impuesto sobre el hospedaje: el 3% del precio que figura en el anuncio. Para obtener información detallada, visita el sitio web del Gobierno del estado de Sinaloa.

      Yucatán

      Los huéspedes que reserven alojamientos en Airbnb situados en el estado mexicano de Yucatán tendrán que pagar los siguientes impuestos:

      • Impuesto sobre el hospedaje: 5% del precio del anuncio para las reservaciones en Yucatán, México. Para obtener información detallada, visita el sitio web del Gobierno del estado de Yucatán.

      En este artículo explicamos en más detalle cómo recaudamos y liquidamos en Airbnb el impuesto sobre el alojamiento.

      Nota: los anfitriones residentes en estas zonas deben hacerse cargo del resto de sus obligaciones tributarias, tanto a nivel estatal como municipal. Los anfitriones que tengan anuncios en estas zonas también deben revisar su acuerdo con Airbnb en virtud de los Términos de Servicio y familiarizarse con las disposiciones relativas al impuesto sobre el alojamiento, que nos permiten recaudar y remitir impuestos en su nombre, y explican cómo funciona el proceso. Según estas disposiciones, los anfitriones solicitan y autorizan a Airbnb para que recaude y remita los impuestos sobre el alojamiento en su nombre en aquellas jurisdicciones donde Airbnb haya decidido facilitar dicha recaudación. Si un anfitrión considera que la legislación vigente le exime de aplicar un impuesto que Airbnb recauda y liquida en su nombre, renuncia a esa exención al aceptar la reservación. Si no desea renunciar a la exención que considera que existe, no debe aceptar la reservación.

      ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?