Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Cómo hospedar a huéspedes con requisitos de accesibilidad

    Hospedar a un huésped con requisitos de accesibilidad es como hospedar a cualquier otra persona. Así como podrías adaptarte a un huésped guardando su equipaje antes de la llegada, hay algunas maneras de hacer que tu alojamiento sea más cómodo para tu huésped. Lo que hace que un alojamiento sea accesible varía en función de cada persona, así que es muy importante que proporciones información clara y precisa sobre tu espacio y te asegures de comunicarte con tus huéspedes.

    Estas son las normas para crear una bienvenida cálida para los huéspedes:

    • Pregúntales a los huéspedes si tienen dudas acerca del alojamiento. Responder solo unas cuantas preguntas puede marcar una gran diferencia.
    • Debes tener toda la disposición para adaptarte a solicitudes razonables, como mover muebles ligeros u otros pequeños cambios, si es necesario. Crear un espacio seguro para moverse cómodamente ayuda mucho.
    • Tus habilidades como anfitrión ayudan a sentar la pauta para una gran experiencia, así que solo sé tú.

    No esperamos que:

    • Conozcas las necesidades o requisitos de un huésped y/o determines si tu espacio es adecuado para alguien. La clave para saber qué necesitan es la comunicación.
    • Renueves tu alojamiento. Cada espacio es único y diferente, capturar sus características con precisión es lo más importante.
    • Hagas cambios que no puedas hacer de forma segura o razonable, como mover muebles pesados. Entendemos que los anfitriones pueden tener limitaciones físicas que les impidan hacer ciertas cosas de manera segura, así que comunícate con tus huéspedes si no puedes satisfacer sus necesidades.

    No todos los alojamientos son adecuados para todos los huéspedes, independientemente de si tienen o no requisitos de accesibilidad. Si estableces las expectativas de los huéspedes al ofrecerles información precisa sobre tu alojamiento y aceptar solicitudes razonables, optimizarás el número de huéspedes que pueden alojarse en tu espacio.

    Cómo lograr que tu alojamiento sea más cómodo

    Antes de hacer una reservación, es posible que un huésped te pida que hagas algunos cambios para que tu alojamiento sea más accesible.

    La mayoría de los cambios pueden hacerse en menos de diez minutos y puedes incorporarlos a tu rutina habitual para recibir a los huéspedes.

    Algunos ejemplos de solicitudes razonables incluyen:

    • Ubicar artículos domésticos en un lugar acordado antes de la llegada del huésped (por ejemplo, colocar los platos en un mostrador bajo para que el huésped los pueda alcanzar con facilidad).
    • Cambiar de lugar muebles livianos, como desplazar una silla o mesa para abrir el paso o mover objetos para despejar el acceso a un enchufe.

    Utiliza la lógica para decidir si una petición es razonable o no, pero recuerda que no puedes rechazar una reservación solo porque el huésped tenga una discapacidad. Esto no se ajusta a la Política contra la discriminación de Airbnb, que sustenta nuestro compromiso por encontrar espacios seguros y accesibles para nuestros huéspedes en todo el mundo.

    En el Centro de recursos explicamos cómo tomar fotos de alta calidad de las características de accesibilidad de tu espacio que pueden influir en los resultados de búsqueda.

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?